LAS MASCARAS DE NYARLATHOTEP - CC - 7.1

EPÍLOGO

Nueva York
Julio de 1925: Cercado por la policía y debilitado tras el desastroso incendio que acabó con su lugar de reunión, Mukunga, sacerdote de la Lengua Sangrienta en Nueva York se ve obligado a retornar a Kenia para reunirse con su suma sacerdotisa. La cosa que aguardaba en el pozo, el Chakota, se consume y desaparece en unos días al no ser alimentado convenientemente.
Agosto de 1925: Erica Carlyle recibe una carta desde Shangai, sin firma. El anónimo dice que su hermano está internado en un manicomio de Hong Kong. Cuando sus abogados descubren que esto es cierto, Erica se acuerda de los extraños personajes que se entrevistaron con ella hace meses y que la advirtieron de que su hermano y otros miembros de la expedición podrían estar vivos. Tal vez nunca ajuste su cuenta con esa Srta. Wells por la compra de los libros de su hermano, pero esta sorpresa es una buena contrapartida.
Jonas Kensington recibe otra carta anónima con una curiosa historia sobre sectas y una conspiración global. Será fácil contratar a un escritor y sacar algunos dólares con una novela barata de ficción; es una pena no poder contar con Jackson para este trabajo.

Londres
Mayo de 1925: Mickey Mahoney está muy contento porque los beneficios no paran de llegar; la misteriosa noticia sobre el periodista desaparecido después de seguir a los americanos (también desaparecidos) y el incendio en el que el prestigioso Edward Gavigan resultó muerto aún sigue vendiendo números del Scoop. ¡Quizá puedan hacer incluso una colección especial!
Agosto de 1925: El inspector Dewitt de Scotland Yard recibe un extraño teletipo desde la delegación en Shangai, Sofía Wells ha desaparecido junto con otros americanos tras presentarse en la embajada pocas semanas antes. Su desaparición coincide con un empresario local, Ho Fong. El inspector sabe que, para bien o para mal, la guerra oculta ha terminado por fin. Es una pena que Barrington no haya vivido para verlo.
Septiembre de 1925: En su buhardilla Miles Shipley, "el artista más grande de todos los tiempos", sigue pintando sus cuadros. El último es la vista de un océano nocturno que se ve iluminado de repente por una luz verdosa y antinatural en el horizonte.

Lesser Edale
Agosto de 1925: Los tremendos aullidos nocturnos siguen atemorizando a los lugareños las noches de luna llena, pero afortunadamente no ha habido más víctimas de la misteriosa bestia. En cualquier caso, Lesser Edale ya no es noticia.

El Cairo
Junio de 1925: Nigel Wassif, que sigue al frente del Cairo Bulletin, aún sigue preguntándose qué tal les fue a Sofía Wells y sus acompañantes. ¿Habrán tenido algo que ver con la misteriosa desaparición del Dr. Henry Clive? Por algún motivo, la expedición financiada por la Fundación Penhew fue anulada, y sus componentes volvieron a Europa o se unieron a otros trabajos de excavación.
Agosto de 1925: Neris se siente acosada por los misteriosos ataques del extraño occidental; pero si la Hermandad del Faraón Negro está acabada ¿Quién es este hombre, y qué quiere de ella?

Nairobi
Agosto de 1925: Natalia Smythe-Forbes sigue gestionando el Star desde su edificio reconstruido tras el incendio que tuvo lugar meses atrás. ¿Qué habrá sido del atractivo Jason Dallas?

La Montaña del Viento Negro
Enero de 1926: M'Weru se ve acosada, a pesar del auxilio de Mukunga. Las tribus de la zona se han aliado contra ella, ha perdido el favor de su dios después de la muerte de su hijo, y por si fuera poco uno de los chamanes locales, el viejo Bundari, ha descubierto de alguna forma el ritual de activación del Ojo de Luz y de Oscuridad. Hace tiempo que no tiene noticias de Nefren-ka ni de los líderes de otras sectas. Se aproxima el día del ritual, y está sola. La Lengua Sangrienta cada vez es más débil, ¿qué es lo que ha hecho mal? Si tiene que caer, se llevará a todos los que pueda por delante...

Australia Occidental
Febrero de 1925: Tras la muerte de El Chico del Poder, su clan se ha establecido en la zona liberada del mal por los valientes extranjeros; nunca se volvió a saber de Ngunung-Ngunnut, el murciélago blanco, y el Gran Murciélago de Arena ya no tiene poder en esas tierras. Sus malvados sectarios desaparecieron como granos de arena esparcidos por el viento.
Años después los aborígenes asistirán perplejos a otra expedición a las ruinas de la antigua ciudad subterránea. ¿Es que el hombre blanco nunca aprende?

Shangai
Agosto de 1925: Lin Tangyu está preocupado. Ha perdido muchos hombres en las confrontaciones con la Orden y otras facciones. La Orden y Nueva China (incluso Ho fong y Chu Min) han desaparecido sin dejar rastro, pero también los extranjeros, que eran la mejor pista para dar con Jack Brady. ¿Acaso nunca podrá recuperar sus Siete libros Crípticos de Hsan? Al menos no ha salido con las manos vacías, gracias a los valiosos volúmenes y objetos de los extranjeros. Tal vez sea hora de hablar con ese McChum, de El Tigre Tambaleante. A lo mejor los extranjeros le dieron alguna clase de información útil.






Cuando el Ama Oscura acabó de cabecear, el viejo oriental se arrebujó en su manto de seda verde y bordados de oro. La explosión había desestabilizado el clima local, pero lo que le daba calor realmente era la dulce sensación de complaciencia. Se acabaron las interferencias de estos descerebrados, y por fin tenía vía libre para actuar.
El hongo verdoso aún destacaba en el horizonte. Es curioso como se desarrollan las cosas, la maoyoría de las veces, casi nadie o nadie en el mundo es consciente de los hechos verdaderamente importantes, los que cambian el curso de la Historia.



El plan de Nyarlathotep fracasa


El capitán se le acercó prudentemente; era un occidental de aspecto gomoso y degenerado. Su nariz había desaparecido parcialmente, sus ojos tenían venas amarillas y su cabeza partes en las que se le había caído el pelo que, por lo demás, era negro, grasiento y muy abundante.
- ¡Sr. Savoyard! No se quede ahí parado, -dijo el oriental- hable.
- Ya tenemos información, señor -dijo el capitán. La operación de compra ha sido un éxito.
- Excelente. Pero vd. no venía a decirme eso, ¿verdad?
- Bueno yo... no entiendo... ¿No era la Orden un valioso aliado?
- Lo era, sr. Savoyard -dijo sonriendo el oriental; habitualmente no daría explicaciones a un subordinado, pero se sentía pletórico.- pero ahora las sectas de Nyarlathotep eran un impedimento para nuestros planes.
- Pero Sir Aubr... es decir... Nefren-Ka...
El oriental estalló en sonoras carcajadas que interrumpieron las palabras dubitativas del francés.
- ¡Nefren-Ka! ¡El poderoso Faraón Negro! -El oriental siguió riendo- Sir Aubrey Penhew, o Nefren-Ka si lo prefiere, sólo era un títere de Nyarlathotep, un snob que estuvo jugando a los faraones por un tiempo. Pero estamos en 1925 y la gente ya no quiere faraones. Quieren comodidad, tecnología, paz. Quieren un nuevo orden mundial, y nosotros se lo proporcionaremos. Quieren un líder... y si no, haremos que lo quieran. Nuestro líder.
- Entiendo señor.
- Lo dudo. Ahora ponga rumbo a Shangai, debo volver a informar al joven amo en persona de lo sucedido. También quiero que mande un mensaje a mi Hermano en El Cairo por los canales habituales.
- ¿Qué mensaje, señor?
Los ojos del oriental brillaron.
- "El rey ha muerto. Viva el rey."
El capitán se alejo respetuosamente, pero las palabras del oriental le detuvieron:
- Y otra cosa, Sr. Savoyard. Deshágase de su medallón, y dígale a sus hombres que hagan lo mismo. Ya no les hace falta.
El capitán arrancó de su cuello el medallón que lucía los ideogramas de la Orden de la Mujer Abotargada, y lo tiró por la borda.








La campaña está completa, pero la trama continuará con "Day of the Beast" o en su defecto con la versión menos completa, "Los Hongos de Yuggoth".

Espero que hayas disfrutado leyendo esta crónica.
- Tectokronos, 10 de Julio de 2008.



4 comentarios:

mgdelacroix dijo...

Símplemente un 10, tanto como narrador que sabe lo que cuesta narrar una historia así (y que, todo sea dicho, nunca consiguió nada parecido a ésto) como desde el punto de vista de un jugador, que ha disfrutado mil veces más de lo que esperaba con la campaña.

Ojalá pueda volver a jugar bajo tus dados (aunque me aplasten todos los personajes concebibles). Chapó

M1gu3l

Anónimo dijo...

Me ha encantado!!! Enhorabuena, de verdad. Yo jugue las Mascaras pero no llegue a terminarla, me hubiera encantado jugar esta pero me parece que me va a tocar arbitrarla ;-)

Salu2 txulescos

calamarcosmico dijo...

Bueno, sencillamente genial.

Ha sido un disfrute leer la crónica, tan solo lamentar que yo no hubiera podido terminarla con mis pjs y perderme toda la emoción y paranoia final. Debiste disfrutar como un cabroncete,,,,jejeje ;)

Felicidades por la web y por tu increible trabajo. ¡Un saludo!

Erthel dijo...

Desde luego dan ganas de jugar contigo... pero menudo esfuerzo!
Bien dirigido, jugado y narrado... un gustazo :D. Y para colmo acabé el último párrafo con el final de la Consagración de la Primavera de Stravinsky, brutal!

enlace a la portada del blogenlace a la página principal del foro¿Buscas algo en particular, humano?
Consulta al BIBLIOTECARIO YITHIANO:


MENTES INTERCAMBIADAS:PÁGINAS VISTAS POR CTHULHU-ADICTOS